1.18.2013

Romy Schneider



Un pequeño post sobre una mujer hermosa y talentosa. 

Romy nació un 23 de Septiembre de 1938 en la Viena nazi. De familia artística, su abuela patera era Rosa Albach-Retty (Actriz), su padre Lobo Albach Retty (Actor) y su madre Magda Schneider (Actriz). Después del divorcio de sus padres en 1945, Romy y su hermano Wolfi quedaron a cargo de su madre, Magda, como también su carrera. 
La primera película de Romy Schneider, fué cuando tenía 15 años, era "Wenn der weiße Flieder wieder blüht" (Cuando las lilas blancas florezcan de nuevo) en 1953. En 1954, Schneider interpretó a  una joven reina Victoria en la película austriaca "Mädchenjahre einer Königin" (conocido en los EE.UU. como "La historia de Vickie" y en Gran Bretaña como en "Victoria Dover"). Esa película la llevo a interpretar a la Emperatriz Elisabeth de Austria, en "Sissi" (1955) y sus dos secuelas, "Sissi, Emperatriz" (1956) y "Sissi y su destino" (1957), todas ellas con Karlheinz Böhm, que se convirtió en un amigo cercano. También filmó películas como "Robinson soll nicht sterben" (La leyenda de Robinson Crusoe, 1957), trabajando con un joven Horst Buchholz, y "Monpti" (1957), dirigida por Helmut Käutner, de nuevo con Buchholz.
Su carrera siguió creciendo en esos años y mucho. Protagonizó "Christine" (1958) y fue durante ese rodaje que  se enamoró del actor francés Alain Delon, con el cuál se comprometió en 1959.

Schneider decidió vivir y trabajar en Francia, ganando poco a poco el interés de cineastas como Orson Welles para "The Trial" (1962), basado en "The Trial" de Franz Kafka.
Bajo la dirección de Visconti, dio a actuaciones en el Moderne Théâtre como Annabella (y Delon como Giovanni) en "Lástima" obra de John Ford (1961) y en el "Boccaccio película '70" (segmento:" The Job "). En 1962 Schneider hizo de Anna en la producción de Sacha Pitoëff en "La gaviota" de Chéjov, también en el Théâtre Moderne. Un breve paso por Hollywood incluyó una aparición en "Good Neighbor Sam" (1964), una comedia con Jack Lemmon y "Qué tal, Pussycat?" (1965). Co-protagonizó junto a Peter O'Toole, Peter Sellers y Woody Allen, la película se hizo de su primer guión.

En 1963 se separó de Delon, aunque siguieron siendo amigos cercanos de toda la vida. Continuaron trabajando juntos en películas como "La Piscine" (The Swimming Pool, 1968), que revitalizó su carrera, y "El asesinato de Trotsky" (1972).
Schneider continuó trabajando en Francia durante la década de 1970, especialmente con el director Claude Sautet en cinco películas. Su primera colaboración, "Las cosas de la vida" (Les choses de la vie, 1970), con Michel Piccoli, fue un gran éxito e hizo Schneider un icono en Francia. Los tres compañeros se unieron de nuevo para el thriller de cine negro "Max et les Ferrailleurs" (Max y el Junkmen, 1971), y ella apareció con Yves Montand en "César et Rosalie Sautet" (1972). Luego retrató a Elisabeth de Austria de nuevo en "Ludwig" (1972), película de Visconti sobre la vida del rey Luis II de Baviera. Esta vez se jugó a la emperatriz como mucho más compleja, mujer madura, incluso amarga. "Sissi se pega a mí al igual que la harina de avena", Schneider dijo una vez.

Otros éxitos de este período incluyó "Le Train" (1973), donde interpreta a una refugiada judío alemán en la Segunda Guerra 2, "Inocentes Claude Chabrol" el thriller con las manos sucias (Les Innocents aux red de ventas, 1975) con Rod Steiger y "Le vieux fusil" (1975). Con "El arenoso que lo más importante: Love" (L'importante c'est d'aimer, 1974) obtuvo su primer premio César (equivalente francés del Oscar), una hazaña que repitió cinco años más tarde, en su última colaboración con Sautet, por "Una historia simple" ("Une histoire simple", 1978).
Ella también actuó en "Le Trio infernal" (1974) con Michel Piccoli, y en "Garde à vue" (1981) con Michel Serrault y Lino Ventura. Un desagradable incidente ocurrió durante este período con los principales cineasta alemán Rainer Werner Fassbinder, que quería que el protagonista de su película "El matrimonio de María Braun" (1979). Las negociaciones se rompieron cuando llamó Schneider una "vaca tonta", a la que Schneider respondió declarando que no volvería a trabajar con una "bestia".
Luego protagonizó la "Guardia de la Muerte" de Bertrand Tavernier (La mort en direct, 1980), interpretando a una mujer agonizante cuyos últimos días se vio en la televisión nacional a través de una cámara implantada en el cerebro de un periodista (Harvey Keitel). Se basa en la novela de David G. Compton.
Su última película fue "La Passante du Sans-Souci" (El transeúnte, 1982).

En julio de 1966, tras el fin de su relación con Delon, Schneider se casó con el director y el actor alemán Harry Meyen (1924-1979). La pareja tuvo un hijo, David Christopher (3 diciembre 1966-5 julio 1981). Pero la pareja se divorció más tarde. Meyen se suicidó en Hamburgo, Alemania, en 1979. En 1975, Schneider se casó con Daniel Biasini, su secretario privado, y se separaron en 1981. Su hija Sarah Biasini (nacido el 21 de julio de 1977) es ahora una actriz.

David, su hijo, murió a la edad de 14 años después de intentar escalar la cerca de púas en casa de los padres de su padrastro, pero le perforó la arteria femoral en el proceso. Schneider comenzó a beber en exceso después de la muerte de David. El 29 de Mayo de 1982 la encontraron muerta en su apartamento en París. Se sugirió que se había suicidado tomando un cóctel letal de pastillas y alcohol para dormir. Después de otro examen post-mortem se llevó a cabo, las autoridades declararon que había muerto de un paro cardíaco. Su lápida en Boissy-sans-Avoir en el Cantón de Montfort-l'Amaury lleva el nombre Rosemarie Albach. Poco después de la muerte de Romy, Alain Delon dispuso que David debia ser enterrado junto a ella.
































Publicar un comentario